Home / ANTITRUST ENFORCEMENT / El Tribunal de Justicia se pronuncia sobre el caso “Ryanair”

El Tribunal de Justicia se pronuncia sobre el caso “Ryanair”

Autora: Susanna Lopopolo

El 23 de abril, el Tribunal de Justicia de la UE se ha pronunciado sobre el caso Ryanair, confirmando el expediente sancionador de la Autoridad italiana de Competencia (AGCM) que en 2011 había multado a la compañía irlandesa por más de 500,000 euros por los precios no transparentes de los vuelos.

En la sentencia C-28/19, los jueces europeos dejaron en claro que, de acuerdo con la legislación de la UE, las líneas aéreas deben indicar en las ofertas de vuelo publicadas en sus sitios los elementos de precios inevitables y previsibles, que van aclarado de inmediato, antes de que el usuario se convenza a sí mismo de comprar sobre la base de un precio ficticio.

El caso

En 2011, la AGCM había multado a la empresa irlandesa por la práctica de aumentar el atractivo precio inicial de las ofertas, duplicándolo durante la fase de reserva. De acuerdo con el expediente sancionador de la Autoridad, Ryanair publicaba los precios en su portal sin los elementos esenciales para ser conocidos de inmediato, monstrandolos en el sitio solo en una etapa posterior, durante el proceso de reserva en línea.

La compañía recurrió al TAR, que rechazó la apelación, y, después, al Consejo de Estado que solicitó al Tribunal de la UE que interpretara algunas normas del reglamento n.1008/2008 sobre la provisión de servicios de transporte aéreo de la UE.

La decision del Tribunal de la UE

El punto central es la calificación de los costos. La regulación, de hecho, establece que los impuestos, tasas y suplementos se muestran por separado y que los costos que son inevitables y previsibles tienen que destacarse desde la primera indicación del precio. Además,  los suplementos de precio opcionales deben indicarse de manera transparente y sin ambigüedades al comienzo del proceso.

En la sentencia, el Tribunal declaró que la tarifa administrativa impuesta a los pasajeros que eligen una tarjeta de crédito diferente a la indicada por Ryanair es de naturaleza predecible porque «su aplicación es atribuible a la propia política de la compañía aérea con respecto a los métodos de pago».

Este es un costo inevitable porque si bien es cierto que el cliente puede evitar el pago eligiendo la tarjeta del transportista, también es cierto que la condición es impuesta por la empresa que, observa el Tribunal, «obliga, de facto, a los consumidores que no parte de un círculo restringido o para renunciar al servicio gratuito» para elegir activar la tarjeta de crédito informada. Con el riesgo de tener que pagar transacciones costosas adicionales o renunciar a la compra inmediata, perder la oferta y arriesgarse a un aumento de precio. Esto significa que la tasa debe considerarse previsible e inevitable, lo que no entra dentro de la noción de suplemento de precio opcional y que debe indicarse desde el primer momento.

En cuanto a los costos de check-in, el Tribunal aclaró que si el costo puede evitarse porque el transportista permite al pasajero elegir entre al menos dos posibilidades de check-in, una de las cuales es gratuita, el monto no puede clasificarse como inevitable. Sin embargo, si se pagan todos los procedimientos de check-in o, si no se ofrece otra opción al consumidor, los cargos deben calificarse como inevitables e indicados desde el primer momento y no solo durante la conclusión de la reserva. Sobre este punto, el Tribunal deja la evaluación a los tribunales nacionales.

Finalmente, en relación al IVA aplicado a los suplementos opcionales para vuelos nacionales, el Tribunal ha especificado que, aunque es un costo inevitable ya que es obligatorio, no es previsible porque está vinculado a la compra de suplementos opcionales. En consecuencia, cuando el IVA se refiere a un suplemento opcional, debe indicarse en el precio final a pagar solo cuando se visualizan los servicios opcionales, mientras que el impuesto relacionado con la tarifa del pasajero se indicará por separado de la primera visualización del precio final a pagar.

Fuente: Tribunal de Justicia

Download PDF

Comentar