Home / ANTITRUST ENFORCEMENT / APLICACIÓN PÚBLICA ANTITRUST / ABUSO DE POSICIÓN DOMINANTE / FRANCIA: LA AUTORIDAD DE COMPETENCIA IMPONE A ENGIE MEDIDAS CAUTELARES Y RECUERDA LA NECESIDAD DE REFLEJAR EN LOS PRECIOS EL COSTE REAL

FRANCIA: LA AUTORIDAD DE COMPETENCIA IMPONE A ENGIE MEDIDAS CAUTELARES Y RECUERDA LA NECESIDAD DE REFLEJAR EN LOS PRECIOS EL COSTE REAL

Fotolia_Gaz-300x160El 2 de mayo la Autoridad de Competencia francesa impuso medidas de cauteleras “urgentes” a la empresa de energía Engie (anteriormente GDF Suez) consistentes en la modificación de su política de precios en el suministro de gas. De esta forma, se pretendía que los precios de algunas de sus ofertas al mercado reflejasen sus costes reales.

Esta decisión se produce a raíz de una denuncia de Direct Energie quien denunció, en particular, las prácticas de fijación de precios de Engie destinadas a particulares y empresas que permitirían al operador comercialidad sus ofertas a un nivel inferior a sus gastos. En opinión de Direct Energie, esta estrategia es susceptible de eliminar a los proveedores alternativos del mercado al no poder competir con las ofertas de Engie.

En cuanto a las ofertas para los particulares, la Autoridad de Competencia considera en esta fase del procedimiento Engie caería en “zona gris”, es decir, que los precios de sus ofertas de mercado, aunque son superiores al coste a corto plazo, son inferiores a largo plazo.

En cuanto a las ofertas para las empresas, la Autoridad de Competencia considera que los precios ofrecidos por Engie por el conjunto de su actividad de distribución de ofertas individualizadas – es decir, no sujetas a un precio predeterminado – es probable que no le permitan cubrir sus costes variables y, por tanto, que no puedan ser beneficiosas. Por consiguiente, estas ofertas “en zona negra” que no es probable que sean capaces de cubrir sus costes a corto plazo pueden presumirse ilegales. En esencia, Engie no ha tenido en cuenta determinados costes como los comerciales o los costos relacionados con los certificados de energía.

En estas condiciones, la Autoridad de la Competencia concluye que puede suponer un daño grave e inmediato para el sector. Estamos ante un mercado en curso de liberalización y apertura en el que los clientes individuales son difíciles de localizar para los proveedores alternativos, que no se benefician de la historia del cliente que sí mantiene Engie. Por tanto, estas prácticas puestas en marcha sobre las ofertas individualizadas, privan a los competidores de la oportunidad de desarrollo que les ofrece el mercado.

Por esta razón, la Autoridad ha impuesto a Engie una medida cautelar a la espera de una decisión sobre el fondo, consistente en que todas sus ofertas individualizadas tienen que tener en cuenta todos los costes que deben soportar, incluyendo los ya mencionados costes de comercialización y de obtención de los certificados de energía.

El texto completo de la decisión está disponible aquí.

Fuente:

Autoridad de la Competencia Francesa

Download PDF

Comentar