Home / ANTITRUST ENFORCEMENT / APLICACIÓN PÚBLICA ANTITRUST / ACUERDOS RESTRICTIVOS DE LA COMPETENCIA / LUXEMBURGO AUTORIZACIÓN A WEBTAXI: PLATAFORMAS Y COMPETENCIA

LUXEMBURGO AUTORIZACIÓN A WEBTAXI: PLATAFORMAS Y COMPETENCIA

El pasado 7 de junio de 2018 el ‘Conseil de la Concurrence’ de Luxemburgo ha adoptado una decisión pionera sobre el uso de algoritmos compartidos entre competidores que muestra un caso en el que el uso de algoritmos puede, en opinión de la autoridad, tener un efecto pro-competitivo. Así, la decisión Webtaxi se refiere a un acuerdo entre diversos operadores de taxis que determinaban de forma conjunta las tarifas del servicio de taxi a través de un algoritmo. De forma pionera, la autoridad ha concluido que este acuerdo de fijación de precios se puede considerar exento debido a la eficiencia que se espera obtener gracias al algoritmo.

Webtaxi es una plataforma de reserva de servicios de taxi creada en el año 2015 en Luxemburgo. Los clientes interesados pueden reservar un taxi por teléfono, vía web o a través de la app. Gracias a la función de geolocalización, Webtaxi “casa” cada solicitud con el taxi más cercano a la posición del cliente. Los operadores de taxis pagan una tarifa mensual a Webtaxi que a su vez determina la tarifa que el taxista puede aplicar a sus clientes.

Tras recibir una denuncia de un operador de taxis, el “Conseil de la Concurrence” inició un procedimiento de investigación.

En origen y hasta febrero de 2017, Webtaxi sólo recomendaba un precio máximo. Taxistas y clientes podían negociar las tarifas a pagar dentro de los límites máximos fijados por Webtaxi. En principio, el ponente del Conseil de la Concurrence, responsable de la investigación consideró que esta práctica era contraria al art. 3 la Ley de Defensa de la Competencia de Luxemburgo (equivalente al art. 101.1 TFUE).

Ahora bien, la autoridad considera que la plataforma genera eficiencias que benefician a los consumidores ya que el servicio resulta más accesible y rápido para los usuarios de la plataforma. Por ello, la autoridad puede aplicar una exención individual conforme al art. 4 LCL equivalente al art. 101.3 TFUE. Las partes no cuestionaron esta decisión.

Sin perjuicio de lo anterior, el modelo de determinación de los precios a partir de febrero de 2017 debe ser analizado en detalle. Desde esta fecha, Webtaxi calcula las tarifas sobre la base de diversos parámetros: precio por km, distancia y tiempo de viajes, número de viajes y condiciones del tráfico.

En efecto, la tarifa determinada por el algoritmo es fija y vinculante para taxistas y clientes que ya no pueden negociar otro precio. Teniendo en cuenta la función de intermediación, el Conseil ha considerado que la plataforma Webtaxi es un mercado de dos lados:

la relación Webtaxi-taxistas y

la relación taxistas -clientes.

Bajo el paraguas de esta plataforma los operadores de taxis determinan de forma conjunta sus tarifas para los viajes asignados a través del algoritmo de precios de Webtaxi. El Conseil considera que incluso acuerdos por objeto o per se pueden estar justificados por la vía del art. 4 LCL si cumplen con los siguientes cuatro requisitos:

(i) el acuerdo aporta eficiencia económica

(ii) Buena parte del beneficio se comparte con los consumidores

(iii) El acuerdo resulta indispensable, necesario y proporcionado para conseguir las eficiencias

(iv) El acuerdo no elimina la competencia en el mercado relevante.

a) Eficiencias: Según el Conseil, Webtaxi ha podido probar los beneficios económicos derivados del acuerdo entre los que destacan:

  • La geolocalización reduce el número de viajes en vacío.
  • La distribución o allocation permite reducir emisiones y la polución causada por los taxis.
  • Los clientes pueden disfrutar de una oferta centralizada y más amplia de taxis, 24 horas al día 7 días a la semana.
  • La plataforma permite también adaptar la oferta a los momentos pico de demanda.

b) Beneficio compartido con los consumidores: Según el Conseil de la Concurrence, el algoritmo aporta beneficios cuantitativos ya que los operadores de taxi se basan en factores neutrales y objetivos que consiguen que los taxistas ofrezcan menos “carreras caras” en función de la situación. En el momento en el que la plataforma recibe una solicitud de reserva, el algoritmo calcula la tarifa que se comunica de forma inmediata al cliente. El precio determinado por el algoritmo deberá ser igual o inferior al del taxímetro del taxi seleccionado para que el usuario pueda comparar ambos precios. Además, el algoritmo aplica una reducción del precio en función del incremento de la distancia. De esta forma, la fijación algorítmica puede permitir reducir el precio a pagar por el consumidor.

Según la autoridad, la plataforma también puede aportar beneficios cualitativos. La geolocalización reduce el tiempo de espera, los puntos de recogida de clientes y el número de viajes en vacío. Al agrupar un gran número de operadores mejora el servicio 24/7 y se puede reducir el efecto invernadero.

c) Condición indispensable: De acuerdo con el Conseil la aplicación de tarifas fijas resulta “instrumental” para garantizar el correcto funcionamiento de la central de reservas de Webtaxi.

Precisamente la fijación del precio con el algoritmo permite casar clientes con los taxistas más cercanos. Sin algoritmo, los taxistas y clientes pueden negociar de forma individualizada las tarifas, Por ello, puede que el taxista elegido por el cliente no sea el taxista geolocalizado y más cercano. Así, en este supuesto la viabilidad de Webtaxi quedaría limitada ya que no se podrían materializar los beneficios de la geolocalización.

d) Competencia en el mercado relevante: De acuerdo con el Conseil, tan sólo el 26% de los operadores de taxi de Luxemburgo emplean la plataforma Webtaxi. Por ello, el Conseil considera que la plataforma no afecta a la libre competencia en el mercado.

Conclusiones:

Se trata del primer caso en el que el Conseil concede una exención individual. Además, es uno de los pocos casos en los que una autoridad de competencia ha permitido un acuerdo horizontal de precios.

No obstante, el acuerdo no tiene efectos sobre el mercado interior por lo que sólo se puede aplicar la normativa nacional de Luxemburgo.

Fuente: Conseil de la Concurrence

Download PDF

Comentar